Comprenda las razones y analice cuáles son sus opciones.

Si desea obtener más información sobre los factores que pueden afectar a la fertilidad de la mujer, del hombre y de la pareja en conjunto, le ofrecemos a continuación algunas de las afecciones o causas más habituales de los problemas de fertilidad.

¿Qué factores pueden afectar a la fertilidad de la mujer?

Existen tres aspectos habituales en los que pueden presentarse problemas que dificultan que una mujer se quede embarazada, aunque esta lista no es exhaustiva y es posible que su propia situación personal no encaje en ninguna de estas categorías:

Problemas hormonales

  • Anovulación

    La ovulación está controlada por las hormonas de la fertilidad. Por tanto, si por cualquier razón se alteran los niveles hormonales, la ovulación puede verse afectada. Una señal que indica la presencia de posibles problemas de ovulación es tener períodos muy irregulares o no tenerlos. Es posible que ovule, pero no en todos los ciclos.

    La alteración hormonal que puede afectar a la ovulación puede deberse a numerosos factores. Entre ellos se incluyen los cambios drásticos de peso, el estrés, el ejercicio intenso y las enfermedades. Si no aparece AUMENTO en la prueba de ovulación Clearblue Digital con indicador de dos hormonas, o bien no se detecta el aumento de la LH con las pruebas de ovulación durante 3 ciclos consecutivos, sería conveniente que se pusiera en contacto con un profesional médico.

  • Síndrome de ovario poliquístico (SOP)

    El SOP consiste en la presencia de varios quistes en los ovarios de la mujer y de un desequilibrio hormonal. El médico puede diagnosticarlo realizando un análisis de sangre. Visite a su médico para recibir un mayor asesoramiento. Entre los síntomas pueden encontrarse el aumento de peso, el crecimiento excesivo de vello y problemas para tratar de quedarse embarazada.

  • Fase luteínica corta

    Si el número de días transcurrido entre la ovulación y el inicio del siguiente período es muy reducido (menos de 10), es posible que, aunque pueda quedarse embarazada, el óvulo fecundado se expulse antes de poder anidarse en el endometrio. Podrá averiguar si ocurre esto si utiliza una prueba de ovulación: cuente el número de días transcurridos entre el segundo día de fertilidad máxima y el inicio del período. Hable con su médico sobre esta posibilidad, ya que es un problema tratable.

  • Menopausia precoz

    Al entrar en la menopausia, ya no es posible quedarse embarazada. Además, en la antesala de la menopausia (conocida como perimenopausia), puede ser muy difícil quedarse embarazada. Si su madre tuvo menopausia precoz, tendrá mucha más probabilidad de tenerla también. Trate de averiguar a qué edad tuvo su madre la menopausia. Si ésta fue precoz, sería conveniente que hablase con un profesional médico sobre sus futuros planes de embarazo.

Problemas con las trompas de Falopio

Si existe alguna obstrucción en las trompas de Falopio, ésta puede impedir la llegada de los espermatozoides al óvulo.

Infección por clamidias no tratada

La causa más común de la obstrucción de las trompas de Falopio es una infección por clamidias que no ha recibido tratamiento. La clamidia es una infección común que se transmite fácilmente al mantener relaciones sexuales sin protección. Algunas mujeres pueden ignorar por completo que hayan padecido alguna vez una infección por clamidias debido a la ausencia de síntomas. Si existe la posibilidad de que haya contraído la clamidia, acuda a su médico para hacerse una prueba.

Fibromas

Se trata de crecimientos anormales del tejido muscular uterino que pueden obstruir las trompas de Falopio o impedir el anidamiento de un óvulo fecundado. Visite a su médico para recibir un mayor asesoramiento.

Endometriosis

Afección provocada por el crecimiento del tejido endometrial fuera del útero. Puede obstruir las trompas de Falopio e impedir la fecundación. La endometriosis puede provocar períodos abundantes o muy dolorosos. Puede tratarse con medicación o extirpando el tejido sobrante. Su médico podrá informarle con más detalle.

Otras consideraciones

La sequedad vaginal es más común de lo que podamos pensar. Un estudio realizado en once países a 6725 mujeres reveló que el 18 % de las mujeres de entre 18 y 34 años señalaron que sufrían sequedad vaginal siempre o casi siempre. Esta afección puede agravarse con la tendencia de practicar sexo para intentar tener hijos. Algunos de los lubricantes más comunes del mercado pueden ser tóxicos para el esperma, y hasta la saliva lo es. Por tanto, asegúrese de utilizar un lubricante inocuo para el esperma. Para poder quedarse embarazada, es necesario mantener relaciones sexuales sin protección el día de la ovulación o los días previos. Esto es factible si se mantienen relaciones sexuales cada pocos días, pero muchas parejas no encuentran esta solución deseable. Por tanto, si se asegura de cuándo está ovulando y mantiene relaciones sexuales en ese momento, sus probabilidades de quedarse embarazada de forma natural se verán maximizadas.

¿Qué factores pueden afectar a la fertilidad del hombre?

Es posible clasificar los problemas en tres áreas:

  • Baja cantidad o calidad espermática

    Si la eyaculación del hombre no contiene la cantidad habitual de espermatozoides, las probabilidades de que un espermatozoide fecunde el óvulo son bajas. Si la calidad del esperma es baja, es posible que los espermatozoides no alcancen el óvulo y penetren en la membrana para fecundarlo. La producción de esperma puede disminuir si la temperatura de los testículos no es baja. Su pareja puede asegurarse de que la temperatura de sus testículos no suba demasiado llevando ropa interior holgada. La cantidad y calidad del esperma se puede medir mediante una prueba sencilla que puede solicitar a su médico.

  • Disfunción eréctil

    Si el hombre tiene dificultades para conseguir o mantener una erección, por razones físicas o psicológicas, le resultará difícil mantener relaciones sexuales. Existe ayuda para el problema. Visite a su médico.

  • Otras causas

    Otras causas mucho menos frecuentes de los problemas de fertilidad masculinos son la obstrucción de los conductos seminíferos, que transportan el semen desde los testículos, causas genéticas, problemas hormonales u otras afecciones menos frecuentes. Su médico puede determinar cuáles son estos problemas a través de pruebas.

¿Qué puede disminuir la fertilidad?1

El estilo de vida

  • El consumo de alcohol

    La fertilidad de hombres y mujeres puede verse afectada por un consumo excesivo de alcohol. En el Reino Unido, las directrices médicas aconsejan tomar un máximo de 1-2 bebidas al día en el caso de las mujeres y 3-4 en el de los hombres, independientemente de que se esté tratando o no de tener un hijo. Reducir su consumo de alcohol puede ayudarle a quedarse embarazada.

  • Fumar

    En comparación con los no fumadores, los hombres que fuman pueden tener menos espermatozoides o un número más elevado de espermatozoides con anomalías. En las mujeres, fumar puede afectar a la fertilidad y provocar una menopausia precoz. También puede aumentar el riesgo de aborto natural y el inicio prematuro del parto. Fumar perjudica gravemente la salud del feto, por lo que es mejor dejar de fumar antes de quedarse embarazada.

    Tanto usted como su pareja deberían dejar de fumar si están intentando tener un hijo.

  • Drogas

    Actualmente se consumen numerosos tipos de drogas y no se ha estudiado muy a fondo cómo afectan a la fertilidad. Dado que muchas drogas pueden tener efectos perjudiciales para el feto, debería dejar de consumir drogas de cualquier tipo cuando intente quedarse embarazada.

Peso

Estar demasiado delgada o tener sobrepeso puede alterar el ciclo menstrual y reducir las probabilidades de quedarse embarazada. Los hombres con sobrepeso pueden tener menos espermatozoides y de peor calidad. Visite a su médico o enfermero para conocer su peso ideal y recibir consejos prácticos sobre cómo ganar o perder peso si es necesario.

Medicamentos

Si usted o su pareja toman cualquier medicamento, deberán consultar a su médico para que les informe sobre si éste puede reducir la fertilidad. Pueden existir alternativas.

Edad

Las mujeres nacen con un número determinado de óvulos para toda la vida, que se reduce gradualmente con la edad. Después de los 38 o los 40, la velocidad de pérdida se acelera considerablemente y también disminuye la calidad de los óvulos. Si tiene más de 35 años, sería conveniente que visitara a su médico después de llevar unos seis meses intentándolo. Si tiene más de 40, pida consejo a su médico cuando empiece a intentar quedarse embarazada. Se conoce menos sobre la fertilidad en hombres maduros, pero se cree que también desciende alrededor de los 40 años.

Infertilidad de causa desconocida

A veces es posible que todas las pruebas médicas sean normales y que aun así, tras años de intentos, no consiga quedarse embarazada. Esto puede resultar muy frustrante y estresante, ya que no hay nada que se pueda rectificar o tratar. Se calcula que alrededor de la mitad de las parejas con infertilidad de causa desconocida conseguirán concebir naturalmente en un plazo de tres años sin ninguna intervención2.

¿Qué es la subfertilidad y la infertilidad?

La mayoría de las parejas que llevan más de dos años intentado concebir sin éxito son técnicamente subfértiles. Aunque puedan producirse la ovulación y la producción de esperma, es posible que tengan dificultades para concebir debido a problemas hormonales o físicos en el aparato reproductor. Muchos problemas de fertilidad se pueden tratar. Si esta cuestión le preocupa, visite a su médico. La infertilidad total, en la que la mujer no ovula en absoluto o la eyaculación del hombre no contiene espermatozoides, es poco frecuente (según un estudio, la padecería aproximadamente el 9 % de la población)3.

Aproximadamente en un tercio de los casos, los problemas de fertilidad se deben a afecciones de la mujer, en otro tercio a afecciones del hombre y en el tercio restante a una cuestión de compatibilidad o a un problema conjunto4.

Si lleva más de un año intentando tener un hijo sin éxito y tiene menos de 35 años, le recomendamos que hable con un profesional médico para recibir un mayor asesoramiento. Si tiene más de 35 años, debería solicitar ayuda si lleva más de 6 meses intentándolo y, si tiene más de 40, deberá hacerlo de inmediato.