En la actualidad, existen muchos tipos de calculadoras de la ovulación que estiman cuáles son sus días fértiles; son una especie de "método de calendario". Normalmente, se basan en tres datos:

  1. 1. El día de inicio del período anterior.
  2. 2. La duración habitual de su ciclo.
  3. 3. El hecho de que la ovulación normalmente se produce de 12 a 16 días antes del inicio del siguiente período.

Aunque lo más básico sea coger un calendario o diario y una calculadora, y realizar los cálculos usted misma, en Internet existen herramientas y aplicaciones que se encargan de todo ello.

El problema de estas calculadoras de la ovulación es que se basan en información variable: los ciclos de casi la mitad de las mujeres varían en 7 o más díasi y el momento de la ovulación también varía en unos días, incluso en el caso de los ciclos regulares.

Se ha descubierto que el método de calendario predice los días fértiles correctos sólo en 1 de cada 3 ciclosii.

Si desea conocer de forma precisa y con seguridad los días fértiles de cada ciclo, sométase a una prueba de ovulación, que detecta los cambios en las principales hormonas de la fertilidad presentes en la orina. Se ha demostrado que este método es más preciso que el calendario y que los procedimientos relativos a la temperaturaii.