Antes de empezar

Si está intentando quedarse embarazada, lo ideal es que tenga en cuenta su salud y su estilo de vida tan pronto como desee empezar a intentarlo. Gracias a este video y a las siguientes indicaciones obtendrá más información sobre la mejor forma de proceder para lograr una concepción exitosa y disfrutar de un embarazo sano[i]. Le recomendamos que consulte a su médico antes intentar quedarse embarazada.


Interrumpir la anticoncepción

Existen métodos anticonceptivos, como el preservativo masculino y femenino, el capuchón cervical, el diafragma y la planificación familiar natural, que permiten gozar de fertilidad inmediata tan pronto como se dejen de utilizar. Con otros métodos, como la píldora anticonceptiva combinada y las inyecciones anticonceptivas, es posible que los ciclos menstruales tarden un tiempo en volver a la normalidad una vez interrumpida su administración. Aunque no existen razones por las que no se deba intentar de inmediato, algunas mujeres prefieren esperar unos meses antes de intentar quedarse embarazadas para que sus ciclos naturales se restablezcan y su cuerpo esté totalmente preparado.

Ácido fólico

Tomar un complemento de ácido fólico ayuda a prevenir anomalías congénitas en el tubo neural del bebé. Por ejemplo, en el Reino Unido, el responsable de sanidad del gobierno recomienda a las mujeres que quieren quedarse embarazadas, y a las que ya lo están, tomar cada día un complemento de este tipo que contenga 400 microgramos de ácido fólico. Lo ideal es que comience a tomarlo 3 meses antes de intentar quedarse embarazada y a lo largo del primer trimestre del embarazo. Al llevar una dieta sana, ya obtendrá cierta cantidad de ácido fólico de alimentos como cereales enriquecidos para el desayuno, legumbres, verduras de hoja verde y zumo de naranja, aunque, de todos modos, es importante tomar complementos, ya que resulta muy complicado alcanzar los niveles de ácido fólico necesarios sólo a partir de la dieta.

Alimentación sana

Si lleva una alimentación correcta antes de quedarse embarazada, dispondrá de los nutrientes adecuados para mantener al bebé desde el día de la concepción. Haga comidas equilibradas, coma grandes cantidades de fruta y verdura frescas, reduzca los alimentos procesados y la comida rápida, y coma con regularidad. Asegúrese de que su dieta incluye lo siguiente:

  • Carbohidratos. El pan integral (negro), la pasta, el arroz y los cereales son más beneficiosos que el pan blanco, los dulces y las galletas.

  • Fruta y verduras. Coma cinco piezas o raciones al día y tenga en cuenta que, cuanto más vivo sea el color de la fruta y de la verdura, más nutritiva será.

  • Proteínas. Puede obtener las proteínas que precisa de la carne, del pescado, de los huevos, de las judías y de otras legumbres.

  • Leche y productos lácteos. Contienen gran cantidad de calcio, que es importante para el desarrollo de los huesos.

  • Grasas. Intente tomar grasas de origen vegetal como las presentes en el aceite de oliva o las de pescados grasos como el salmón, el arenque o la caballa.

Estado físico y peso saludable

El embarazo sobrecargará su cuerpo, por lo que mantenerse en forma antes le ayudará cuando llegue el momento. Si goza de un buen estado físico antes de quedarse embarazada, le será más fácil mantenerse activa cuando ya lo esté. El ejercicio contribuye a mejorar el estado de ánimo y los niveles de energía, además de reducir el estrés: beneficios importantes cuando llega el momento de concebir.

Estar demasiado delgada o tener sobrepeso puede reducir las probabilidades de quedarse embarazada, por lo que lo mejor es que trate de alcanzar su peso ideal antes de intentar quedarse embarazada. Su médico le ofrecerá información para determinarlo.

Tabaco, drogas y alcohol

Lo mejor es que evite el tabaco, las drogas y el alcohol cuando intente quedarse embarazada y cuando ya lo esté.

Dejar de fumar aumentará las probabilidades de disfrutar de un embarazo sano y de tener un bebé saludable. Anime a su pareja a dejar de fumar también y, así, evitará ser fumadora pasiva.

El alcohol tampoco es bueno para el bebé que está gestando ni favorece sus probabilidades de concebir, por lo que reducir en gran medida su ingesta o dejarlo por completo le ayudará. Esas apetecibles copas de vino tinto no lo son tanto para el bebé en desarrollo.

Además, si consume drogas, debe dejarlas cuando esté intentando quedarse embarazada y cuando ya lo esté, ya que no favorecerán sus probabilidades de concebir ni serán beneficiosas para la salud del bebé.

Si su pareja fuma, bebe o toma drogas, también es importante que reduzca el consumo de dichas sustancias (y, de ser posible, que lo cese) mientras intentan tener un bebé. Además de los efectos adversos que pueden tener en usted, el tabaco, las drogas y el alcohol influyen en la calidad del esperma.

Vacuna contra la rubeola

La rubeola, o sarampión alemán, puede tener efectos muy perjudiciales en el feto. Si aún no se ha vacunado contra esta enfermedad, acuda a la consulta de su médico antes de intentar tener un bebé y, a partir de la inyección, evite quedarse embarazada en un mes.


Productos con los que se debe tener precaución

  • Huevo crudo, carne poco cocinada o marisco

    Pueden contener salmonela u otros organismos que provocan intoxicación alimenticia.

  • Productos lácteos sin pasteurizar, hígado o paté de hígado y sobras de comida

    Estos alimentos pueden contener listeria, que puede provocar un aborto natural o muerte intrauterina.

  • Hígado o productos elaborados con hígado

    Contienen altos niveles de vitamina A, que pueden resultar dañinos para el bebé en desarrollo, por lo que deben evitarse.

  • Complementos vitamínicos que NO lleven una etiqueta que indique que pueden consumirse durante el embarazo

    Las vitaminas, así como otros complementos, sólo deben consumirse si en su envase se menciona que son aptos para su ingesta durante el embarazo. El motivo es que algunas vitaminas, si se toman en exceso, tienen efectos enormemente perjudiciales en el feto. Es importante tomar ácido fólico, tal y como se ha mencionado anteriormente, por lo que debe comprarlo como complemento individual o como complemento creado específicamente para su uso durante el embarazo.

  • Tenga cuidado con los medicamentos

    Comunique a su doctor los medicamentos que toma y haga saber a su farmacéutico que está embarazada si precisa algún medicamento de venta sin prescripción médica. Incluso los remedios más simples, como los pulverizadores nasales descongestivos, pueden contener ingredientes que no deben utilizarse durante el embarazo.

  • Tome precauciones para evitar la toxoplasmosis

    Con las verduras sin lavar, la carne poco cocinada y las heces de los gatos se corre el riesgo de contraer toxoplasmosis, que puede provocar abortos naturales, muerte intrauterina o daños en el bebé. Por lo tanto, lave siempre la fruta y la verdura, coma únicamente carne muy cocinada y póngase guantes para trabajar en el jardín o limpiar la arena de gato.


En qué puede ayudarle su pareja: cómo favorecer la producción de esperma y su longevidad

  • Estado físico adecuado y buena salud

    Su pareja debe estar lo más activo posible, reducir la ingesta de alcohol, dejar de fumar y llevar una dieta sana.

  • Utilice lubricante inocuo para el esperma

    Asegúrese de que el lubricante que utiliza no contiene espermicidas ni es tóxico para el esperma. Puede comprar lubricantes inocuos para el esperma elaborados a partir de una composición especial.

  • Asegúrese de que los testículos tienen una temperatura baja

    Su pareja debe llevar ropa interior holgada y evitar las duchas con agua caliente. Si los testículos se someten a elevadas temperaturas de forma contante y prolongada, la calidad del esperma puede verse reducida.

  • Vida sexual completa y activa

    Existen estudios que demuestran que se produce esperma con ADN de mejor calidad cuando se eyacula cada dos días.