Lubricación vaginal: datos y consejos

Una vagina sana secreta lubricación natural para mantenerse húmeda y reducir la fricción durante las relaciones sexuales.  Las glándulas cerca del cuello uterino producen líquido que cambia durante el ciclo menstrual y brinda a los espermatozoides un entorno favorable durante el período de fertilidad de la mujer para ayudar a que se produzca la concepción; esto es lo que se conoce como “moco cervical”. Este líquido también mantiene la vagina lubricada y húmeda en el día a día. Su cantidad varía dependiendo del momento de su ciclo menstrual. 

Sin embargo, cuando está excitada, puede notar exceso de líquido; esto también se conoce como estar “mojada”, pero no es lo mismo que la mucosidad cervical. En cambio, las glándulas de Bartholin, que se encuentran cerca de la abertura de la vagina, y las glándulas de Skene (junto a la uretra), producen una lubricación adicional durante la excitación sexual. La cantidad de líquido que se produce de estas glándulas también depende de factores como la edad y las hormonas, lo que significa que los cambios hormonales, como la menopausia, también pueden afectar su capacidad para producir lubricación durante las relaciones sexuales. Esto significa que, en ocasiones, puede necesitar la ayuda de un lubricante artificial, especialmente si su médico se lo recomienda para aliviar dolores o molestias durante las relaciones sexuales, o si sufre de sequedad vaginal. Obtenga información sobre los lubricantes vaginales aquí, lo que incluye qué son, qué tipos están disponibles y cuál puede ser adecuado para usted y sus necesidades. 
 

¿Qué es un lubricante vaginal?

Por lo general, cuando tiene relaciones sexuales, la vagina se lubrica por sí misma gracias a los fluidos secretados por las glándulas de Bartholin cerca de la abertura de la vagina y las glándulas de Skene cerca de la uretra. Sin embargo, si sufre de sequedad vaginal, las relaciones sexuales pueden resultar incómodas.  Si este es el caso, es posible que necesite un poco de ayuda adicional de un lubricante vaginal artificial. 

El uso de un lubricante vaginal puede aliviar las molestias durante las relaciones sexuales al complementar los fluidos vaginales naturales, lo que proporciona humedad y comodidad en esos momentos. 

¿Cuándo se necesita un lubricante?

Si tiene sequedad vaginal, puede experimentar malestar, irritación o dolor al tener relaciones sexuales.  El uso de un lubricante vaginal puede ayudar a que las relaciones sexuales sean más cómodas.

Puede experimentar sequedad vaginal en los siguientes casos: 

  • si está tomando ciertos medicamentos o realizando tratamientos médicos que pueden causar sequedad vaginal;
  • después del embarazo o el parto;
  • si ha pasado por la menopausia; 
  • si su vagina no produce suficiente lubricación.

Uno de los principales síntomas de la sequedad vaginal es sentir picazón o dolor en la vagina al mantener relaciones sexuales.  Si tiene alguna inquietud sobre la picazón o el dolor, debe consultar a su médico.  

Tipo de lubricantes

La buena noticia es que hay muchos lubricantes vaginales para elegir. A continuación, se muestran los diferentes tipos, junto con las ventajas y las desventajas de cada uno, para que pueda encontrar el adecuado para usted.

Lubricante a base de agua

Este tipo de lubricante es el que está disponible con mayor frecuencia. Se presenta en dos variedades, una con glicerina y otra sin glicerina. 

Los lubricantes vaginales a base de agua son fáciles de encontrar y, en general, se sabe que son seguros para usar con condones.  

Si es sensible a la irritación vaginal, como infecciones causadas por hongos o bacterias, o si tiene la piel sensible, un lubricante a base de agua sin glicerina suele ser la mejor opción. 

La glicerina es un tipo de azúcar, por lo que hay un par de aspectos que debe tener en cuenta al usar un lubricante a base de agua con glicerina. En primer lugar, es más probable que este tipo de lubricante deba volverse a aplicar, ya que puede secarse más rápido debido a su contenido de azúcar. En segundo lugar, los altos niveles de azúcar pueden contribuir a las infecciones vaginales por hongos, como la candidiasis.  

Lubricantes a base de aceite sintético

Los lubricantes a base de aceite sintético se elaboran con aceites como el mineral. Estos lubricantes son solo aptos para uso externo, como la masturbación; no se recomiendan para su uso dentro de la vagina. 

Los lubricantes a base de aceite pueden destruir el látex, por lo que no son adecuados si usa condones de látex.  También pueden ser más difíciles de eliminar del cuerpo después de las relaciones sexuales, lo que puede provocar infecciones vaginales.

Lubricantes a base de silicona 

Este tipo de lubricante suele ser insípido e inodoro y su textura es resbaladiza y suave. Por lo general, dura más que cualquier otro tipo de lubricante, y no es necesario volver a aplicarlo con tanta frecuencia como un lubricante a base de agua. Los lubricantes a base de silicona suelen ser seguros para usar con condones de látex y también perduran bajo el agua. Además, son hipoalergénicos.

Sin embargo, tenga en cuenta que un lubricante a base de silicona es más difícil de eliminar y necesitará jabón para lavarlo, lo que puede irritar el área vaginal sensible.

Lubricantes naturales

Los lubricantes vaginales naturales son los lubricantes elaborados con productos botánicos u otros materiales ecológicos. Normalmente, se elaboran con ingredientes orgánicos y veganos que no contienen parabenos. 

Algunas personas afirman que los ingredientes orgánicos son más sostenibles y también son seguros para la vagina. Sin embargo, la parte negativa es que estos tipos de lubricantes tienden a tener una vida útil más corta y pueden ser costosos.

¿Qué tipo de lubricante vaginal es el adecuado para usted?

¿No está segura de cuál es el lubricante vaginal adecuado para usted? Consulte la tabla que aparece a continuación.

Tenga en cuenta que la información que aparece en la tabla son declaraciones generales basadas en las propiedades del producto o en datos científicos de conocimiento general. Es posible que las declaraciones no sean válidas para ciertos países, productos o tipos de piel. Consulte el etiquetado específico del lubricante que desea utilizar. Y consulte con su médico si tiene alguna inquietud. También verifique si se debe usar o evitar algún producto específico. 

Tipo de lubricante  Ventajas Desventajas
Sin glicerina, a base de agua
  • Ampliamente disponible 
  • Generalmente económico 
  • Generalmente seguro para usar con condones 
  • Se afirma que es seguro para su uso en la vagina
  • El sabor genérico es amargo 
Con glicerina, a base de agua
  • Ampliamente disponible 
  • Generalmente económico 
  • Generalmente seguro para usar con condones 
  • Se afirma que es seguro para su uso en la vagina
  • Puede secarse más rápido
  • Puede causar infecciones por hongos
A base de agua, favorable para los espermatozoides
  • Ampliamente disponible 
  • Generalmente económico 
  • No suele manchar
  • Se afirma que es seguro para su uso en la vagina
  • Favorable para los espermatozoides, por lo que no afectará su fertilidad mientras usa el lubricante durante las relaciones sexuales
 
Sintético, a base de aceite 
  • Generalmente económico 
  • Ampliamente disponible 
  • El NHS no recomienda el uso de lubricantes a base de aceite con condones 
  • Difícil de limpiar  
  • Puede manchar las telas
  • Se afirma que solo es adecuado para la masturbación externa 
  • Puede causar infecciones vaginales
A base de silicona 
  • De larga duración
  • Se afirma es seguro para usar con condones 
  • Se afirma que perdura bajo el agua 
  • Hipoalergénico 
  • Se afirma que es seguro para su uso en la vagina 
  • Difícil de lavar
Natural 
  • Sostenible 
  • Se afirma que es seguro para su uso en la vagina 
  • Vida útil más corta 
  • Más costoso 

Lubricante vaginal en comparación con humectante vaginal: ¿son lo mismo?

Un lubricante vaginal y un humectante vaginal tienen diferentes propósitos. Si tiene sequedad vaginal, un lubricante puede ayudar a prevenir molestias durante las relaciones sexuales. Un lubricante vaginal le dará humectación temporal para evitar cualquier fricción, pero no ayudará a resolver la sequedad vaginal en sí misma. 

Por otro lado, un humectante vaginal o una crema para la sequedad vaginal pueden ayudar con los síntomas cotidianos de la sequedad vaginal, como picazón e irritación, pero la mayoría de ellos no le brindará la lubricación que necesita para tener relaciones sexuales, ya que la piel los absorbe. En su lugar, se puede usar un humectante o una crema vaginal para ayudar a aliviar los síntomas de la sequedad vaginal diaria. 

Incluso si usa un humectante vaginal, es posible que desee usar un lubricante vaginal cuando tenga relaciones sexuales.

Cómo utilizar lubricantes vaginales

Coloque el lubricante dentro de la vagina o a su alrededor, o en el pene de su pareja. Siga las instrucciones del lubricante para saber qué cantidad debe usar. 

Es posible que deba volver a aplicar lubricante si siente que se seca o si necesita un poco más para obtener la cantidad correcta de cobertura. Puede resultarle útil calentar el lubricante en sus manos antes de utilizarlo o incluirlo en los juegos previos. Realmente no hay una forma correcta o incorrecta de usarlo con eficacia, así que experimente con él, y vea qué funciona para usted y su pareja. 

¿Los lubricantes afectan la fertilidad y las probabilidades de quedar embarazada?

Muchos lubricantes pueden afectar la motilidad de los espermatozoides y reducir la capacidad de estos para moverse con eficacia, lo que puede afectar sus probabilidades de quedar embarazada durante las relaciones sexuales. Entonces, si está tratando de concebir (TTC), es importante qué lubricante usa. 

Busque un lubricante a base de agua que sea favorable para los espermatozoides o un lubricante favorable para la fertilidad, ya que este tipo de lubricante no disminuye la motilidad de los espermatozoides. Crea las condiciones más similares a las de la lubricación vaginal natural.  

Otros factores de riesgo, efectos secundarios del uso de lubricantes

La mayoría de los lubricantes son seguros de usar y es poco probable que tengan efectos secundarios. Sin embargo, en su caso, hay algunos tipos que podrían provocar irritación o infecciones. Consulte a su médico si tiene alguna duda sobre qué lubricante es mejor para usted. Además, si tiene sequedad vaginal, tenga en cuenta que un lubricante no la tratará en sí misma, pero su médico podrá recomendarte un plan de tratamiento personalizado. Y si tiene alguna alergia, asegúrese de consultar la lista de ingredientes antes de usarlo. 

Preguntas frecuentes sobre lubricantes vaginales

Preguntas frecuentes

¿Cuál es un buen lubricante para usar?

En realidad, depende de cómo quiera utilizarlo. Por ejemplo, si desea utilizarlo para las relaciones sexuales vaginales y no solo para la masturbación y los juegos previos, entonces un lubricante a base de agua sin glicerina, un lubricante a base de silicona o un lubricante natural podrían ser buenas opciones. Si está tratando de concebir, deberá utilizar un lubricante favorable para la fertilidad.

¿Qué lubricantes son seguros para la concepción?

Busque lubricantes a base de agua que estén designados como favorables para los espermatozoides, pero pídale una recomendación a su médico si desea quedar embarazada.

¿Cuál es el mejor lubricante para la menopausia?

Si sufre de sequedad vaginal debido a la menopausia, es posible que necesite usar un lubricante para que las relaciones sexuales sean más cómodas. La mayoría de los lubricantes, como los lubricantes a base de agua, deberían ser una buena opción para las relaciones sexuales durante y después de la menopausia. Puede probar algunos o pedirle recomendaciones a su médico.

Conclusión

La lubricación vaginal natural es necesaria para una vida sexual saludable, pero si sufre de sequedad vaginal debido a la menopausia, el parto o una condición médica, es posible que desee la ayuda de un lubricante artificial.

Con todos los lubricantes que existen, puede ser complicado saber cuál usar. Ahora que conoce algunas de las diferencias entre los diferentes tipos de lubricantes, debería resultarle más fácil elegir el adecuado para usted. Si tiene alguna duda o inquietud, especialmente si está tratando de concebir, su médico puede orientarla en la dirección correcta.